trend alert: verde

Dice el refrán que quién se viste de verde por guapa se tiene. Y parece ser que este verano todas nos vamos a ver divinas gracias a esta tendencia.

He de decir que yo veía la tendencia super clara hasta que me he puesto a bucear en Vogue Runway y me ha resultado bastante más difícil de ilustrar de lo esperado. Pero aquí está, el verde es el color del verano de 2021.

Brandon Maxwell SS21

En pasarela:

El verde de la temporada es un verde potente, saturado y brillante. Un color con mucha personalidad que no es apto para las que quieran pasar desapercibidas.

Y si no te atreves con el total look, puedes probar con pequeños toques. Gucci también propone este tono en accesorios. Por su parte Dries Van Noten lo hemos podido ver en el estampado, en lugar de como fondo:

Hazte con la tendencia:

Y si eres de mi club y no te puedes permitir los ejemplos que te he dejado ahí arriba. Aquí van unas propuestas low cost por si os animáis a añadir este tono a vuestro guardarropa.

En Zara hay opciones para aburrir, yo me quedo con estas sandalias y la camisa crop anudada. El mismo tono encontramos en este jersey de Sfera y en el vestido largo de Mango, que tiene pinta de muy fresquito pero de que se arruga con mirarlo. La opción de HyM se sale un poco del tono pero este minivestido de cuadros vichy es pura tendencia #cottagecore.

A mí este tono me encanta y ya he caído, aunque no encaja mucho en mi armario y sé que le voy a dar poco uso.
¿Qué os parece a vosotros?

Los 2000 están de vuelta

Quienes vivimos aquella época no podemos hacer otra cosa más que mirar y quedarnos calladas ante el horror que se avecina. A ver, los 2000 no fueron una buena época. Para nada. ¿Por qué queremos recordarlos?

Por una parte, hemos de reconocer que en este aspecto las redes sociales lo están haciendo “bien”. Y lo digo muy entrecomillado porque realmente no estoy viendo a la gente de a pie llevar estas tendencias. Sino que en su mayoría son influencers o personas de a pié tratando de crear contenido nuevo para Instagram o Tik Tok. O también tenemos a las celebrities que tienen que tienen sus contratos con determinadas firmas o cuyos estilistas les recomiendan arriesgar en una alfombra del color que sea.

Dicho esto, aunque me duela reconocerlo, no he podido evitar fijarme en una serie de tendencias de los 2000 que están volviendo. “Detallitos”. Así que, más que recomendaros, vengo a alertaros de lo que se viene, por qué es posible que se instaure de nuevo esa tendendia y, lo más importante: recordaros que hay una línea muy fina entre ir bien y ser una cutre.

1. Enseñar el sujetador

Sí, esto es algo que veía ya venir. En realidad, todas lo hemos visto. Aunque sea de pasada. Porque para nadie ha pasado desapercibido el último desfile de Versace. Ya sea por ser una de las grandes marcas o por el regreso de Gigi Hadid a las pasarelas tras ser madre. Y no, no me refiero a un bralette bonito. Cuando lo veáis me entenderéis.

Al ver esto, a mi mente le vienen muchos recuerdos pero sin lugar a dudas hay una imagen clara en mi cabeza. Y esa es la posh spice girl Victoria Beckham, con el pecho recién operado, un vestido ceñido de leopardo y el sujetador rosa fucsia. Para quien no lo sepa, en esos momentos la Beckham estaba en todos nuestros programas de televisión y nuestras revistas de moda. Especialmente porque su marido estaba en el Real Madrid. Así que pasó a ser también un referente de… hm… estilo. Nada que ver con lo que es ahora.

Imagen de Woman

Pero mi alarma cerebral no había saltado hasta hace unos días (desde que escribo este post). ¿Por qué? Bueno, no todo el mundo sigue las pasarelas de moda o se para a ver los editoriales publicitarios. Pero sí que mucha gente ve la tele y en la tele hay alguien que lleva llamando mi atención y la de muchos desde hace unos años: Danna Paola. La cantante y actriz tiene un gusto exquisito y es digna de ver y seguir por todo lo que hace. Recientemente, se ha estrenado como jurado del nuevo programa de telecinco Top Stars. ¿Adivináis lo que llevaba a una de las galas?

Danna Paola es una persona que no solo es seguida por aquellos a los que les gusta la moda. No. Su carrera como cantante y actriz hace que la sigan muchas personas a lo largo del globo. Por eso, ¡alarmita! No dudo que más de una intentará copiar esta tendencia y no lo hará de la forma más adecuada.

2. Pantalones de tiro bajo

Antes que nada quiero dar gracias a la resistencia. Ay, que esto sólo nos va a traer disgustos. Si no me crees, espera a la siguiente tendencia que te voy a mostrar.

El tiro bajo no sienta bien a todo el mundo. No todo sienta bien a todo el mundo por más que nos emperremos. Que no. Y este corte de pantalón es algo que sienta bien a unos cuerpos muy concretos. Si eres feliz llevándolos, ¡adelante! Pero puede que no haga justicia a tu figura ya que este tipo de pantalones suelen acortar mucho la pierna. Por no recordar ese maravilloso término que se popularizó en los 2000: “El muffin top”. También conocida como la chichilla que te sale por los lados. Te aseguro que he visto a mujeres planas, sin un ápice de grasa en su abdomen a las que este tipo de prendas le marcaban esta zona.

3. La oda al tanga

Exacto. Porque si algo ocurre cuando llevas un tiro bajo es que tarde o temprano enseñarás la ropa interior. Si la llevas obviamente, cada uno con sus partes lo que desee. Sin embargo la obsesión por enseñar el tanga ha vuelto. Tal es así, que ya podemos hasta comprar prendas que simulan el efecto tanga. En serio, ¿por qué?

Si la mismísima Beyoncé cae, todas podemos caer. Así que por favor ¡tened cuidado!

moda sostenible

Cada día nos bombardean con la sostenibilidad pero ¿tenemos claro qué es y cómo se está implementando en el sector? Quédate conmigo en este artículo para dar respuesta a esas cuestiones.

Definición:

La cualidad de sostenible, especialmente las características del desarrollo que asegura las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones

Oxford Language
BADYLARZ

¿Por qué la transición green?


El target de las grandes marcas ha cambiado. Con una clientela más mayor ya consolidada, ahora las marcas buscan cómo atraer a la genZ, nativos digitales y con conciencia ecológica. Para ello, necesitan virar sus estrategias tradicionales para abrazar fuertemente la tecnología y utilizar la sostenibilidad como elemento diferenciador de sus estrategias. La industria textil es responsable del 10% de las emisiones de CO2 y del 20% de la contaminación del agua, datos a cambiar para atraer a su público objetivo.
Además, entre otras políticas contra el cambio climático, la Comisión Europea ha establecido importantes objetivos de reducción de la huella de carbono en 2030 para la industria textil.

Antecedentes

Ya sea por requisitos legales, marketing o por verdadera conciencia, desde hace años, las marcas están haciendo sus pinitos ecofriendly. Desde hace años, empresas como Hermes & Mauritz o Inditex recogen ropa usada para reutilizarla. En cuanto a belleza, estamos viendo un descenso generalizado del uso de plástico  a favor de envases de cartón. Es más, firmas como Ecotools han diseñado packagings plantables.

La tendencia actual

Actualmente, la tendencia es centrarse en las prendas ya usadas. No en vano, el mercado preloved ha aumentado sus ventas entorno al 70% en el último año.
En España existía un estigma hacia la ropa usada que ya se había superado en otros países, como Alemania o Reino Unido. Sin embargo, en 2013 nace Chicfy, hoy Vinted, que generaliza la moda preloved en nuestro país. 

Este tipo de plataforma no funciona para el mercado del lujo ya que no había forma de asegurar la autenticidad de los artículos. Lo que otros verían como una debilidad, Vestiaire Colective lo identificó como fortaleza, e hizo de la comprobación de autenticidad por expertos su ventaja competitiva.

A día de hoy Vestiaire Collective es uno de los principales actores en compra-vente de lujo de segunda mano.  Tanto es así que Kering  ha participado en su nueva ronda de financiación, y se ha aliado Alexander McQueen en una reciente campaña. Pero no solo Alexander McQueen ha decidido unirse a esta corriente. Gucci, Burberry o Ralph Lauren también han firmado acuerdos similares con otras plataformas como Depop o RealReal.

María Escoté lanzó el año pasado toda una colección hecha con prendas de Wallapop
¿se puede ser más eco-cool?

KAROLINA GRABOWSKA

En un mundo donde la sostenibilidad es una tendencia al alza ¿Tiene el fast fashion los días contados?  ¿estamos ante un nuevo paradigma en la industria?

5 libros de moda que todo fashionista debería tener

Puede que los haya mejores y puede que los haya peores, pero aquí te vengo a contar los 5 libros de moda imprescindibles para mí. Algunos de ellos ¡deberían ser como nuestro mismo manual de instrucciones! Así que si te gustaría iniciarte en este maravilloso mundo ¡atento!

Me viene a la memoria la primera vez que fui a la biblioteca a sacar un libro. Creo que esto es algo que si nos paramos a pensarlo, todos lo llegamos a recordar. En mi caso fue un libro (infantil) en el que te enseñaban distintos vestidos para calcar y hacerte una muñeca recortable. Las nuevas generaciones no conocerán la agonía de recortar el cuadrito blanco con el que enganchabas el vestido a tu figurín de papel.

Sin embargo, tras unos añitos y algunos estudios, tu biblioteca va aumentando. Y hay libros que llegas a considerar imprescindibles. ¡Estos son los míos!

1. Moda. Historia y estilos

Personalmente, este libro es una Biblia. Ya no solo por el tamaño, sino porque es una fuente de sabiduría. Allá donde voy me lo llevo y siempre es el primero al que recurro cuando no recuerdo algo.

Abarca desde la prehistoria y llega, al menos en mi edición, hasta 2012.En ella incluye tanto cronologías, como hechos, diseñadores y prendas importantes en el mundo de la moda. ¡Además! Incluye un anexo de términos en los que podemos aprender de tejidos, técnicas o el nombre de determinados tipos de prendas.

Considero que es el primer libro con el que debería hacerse cualquier fashionista.

2. El ABC de la moda

Seguramente también lo hayas oído mencionar como “The Fashion Book”. Es uno de los libros más conocidos a nivel global. Y casi obligatorio tenerlo en tu librería si has cursado cualquier especialidad en moda. Pero, ¿por qué es tan conocido?

Ha sido nombrado como la Biblia de la Moda según Vogue

Entonces, ¿por qué lo has puesto el segundo y no el primero? Bueno, para gustos los colores ¿no? Pero sí, hay una razón. En este libro te cuentan todo lo relacionado con el mundo de la moda en los dos últimos siglos. Obviamente, entre mucho más en detalle que el anterior, pero el periodo de tiempo es mucho más limitado en comparación. Para alguien que soñaría con haber podido hacer una carrera de “Historia de la moda” como yo, no es suficiente con dos siglos…

Si eres más de disfrutar épocas “más actuales” ¡este es tu libro!

3. Manual del estilista de moda

He de decir que mi ejemplar ahora mismo está en manos de Celeste (y empiezo a echarlo un poquito de menos). He de reconocer que al principio lo compré con un poco de recelo. Una amiga estilista con la que solía tratar mucho ya fuera por trabajo u ocio, me lo recomendó después de hacer el Máster. “Prueba” me dijo.

Solo diré que después de leerlo, entré en un curso de estilismo de moda.

Se trata, como el primero, de un libro de tener siempre a mano. En él te explican cuáles son las funciones de un estilista, su importancia y tras esto, pasamos a lo interesante: los trucos. Desde cómo realizar una factura a algo (que ahora se me hace) tan básico como el qué llevar en el maletín del estilista para cualquier proyecto.

4. Diseñadores de moda de la A a la Z

La razón principal por la que me compré este libro fue por su precio. Ya que hace unos años (cuando todavía era joven) el comprarme un libro de moda suponía gastarme la mitad, o más, de mi paga mensual.

En ese momento no sabía el tesoro que tenía entre mis manos.

Lo cierto es que el mismo título explica muy bien de qué va: diseñadores de moda (contemporáneos) de la A a la Z. En 2-4 páginas, dependiendo de la relevancia del diseñador, te cuenta brevemente su historia y sus hitos en el mundo de la moda.

No es que sea un libro para leer seguido, pero sí es un libro de consulta bastante útil.

5. The New Fashion Rules

Antes de que me digáis algo estilo “uy, la internacional” he de decir que no lo he encontrado en español. Pero si no os importa o entendéis más o menos de qué va la cosa, resulta bastante sencillo de seguir.

¿Conocéis a la blogger/influencer/youtuber In the frow?

Pues ahora la vais a conocer. Se trata de una de las primerísimas bloggers de moda de nuestra época. Y en el libro te cuenta cómo cambió su vida pasando de escribir en un blog a ser a día de hoy imagen de marcas como Bulgari o Dior.

Además, hace un buen repaso de todas las tendencias que se han estado viendo estos años y que, gracias a internet, han conseguido cambiar las reglas del juego.

¿Y tú? ¿Tienes algún libro de moda que no haya mencionado y consideras que debería estar aquí?

Anécdotas de una dependienta: ¿El cliente tiene toda la razón?

Esto siempre se ha considerado una máxima en el trabajo de cara al público. Y es que, si hay un dilema, el cliente siempre tendrá las de ganar. Pero ¿alguien se ha planteado que hay ciertos límites que cualquier persona no debería aguantar? O ¿es que los dependientes no son personas?

Mi historia con la atención al público comenzó de azafata. Porque ¿quién no ha considerado este trabajo como algo sencillo? Cobras por estar un día trabajando y cuando lo necesites ya volverás a trabajar. Pues que no os cuenten historias porque no es todo tan bonito como lo pintan.

Era una tarde de agosto. Plaza Mayor de Madrid. Al aire libre. Vestidas de negro y de cara al sol. A lo que hay que sumarle que el evento era gratuito. ¿Podéis llegar a imaginar qué puede pasar cuando un español escucha la palabra “gratis”? Lo único que pude preguntarme a mí misma fue “¿en serio me merece la pena soportar esto por 20€ (en total)?”. 

Después de aquello y, con algo más de experiencia, decidí echar curriculum a tiendas de ropa. En mi cabeza sonaba algo parecido a “si más o menos sé llevar esto de azafata, ¿por qué no? Igual algún día consigo que me hagan indefinida”. 

Ahí comenzó la aventura

Los de siempre

Hay determinadas experiencias que todo dependiente pasará al menos una vez en la vida. Si tienes pensado empezar a trabajar en el sector, lo mejor será que leas esto de cara a poder asimilar lo que se te viene encima. Aquí te dejo las 5 experiencias top que todo vendedor ha sufrido, sufre y seguirá sufriendo toda su vida:

1. El cliente de última hora

Siempre está esa persona que desea tener ese sentimiento de exclusividad y llega 5 minutos antes de cierre para tener la tienda para él/ella. Y claro, para quitártelo del medio, de repente se piensa que todos los trabajadores van a mimarle. 

Sólo diré una cosa: ya hemos encerrado a una señora. La revolución ha comenzado. 

2. El que “no ha usado nada”

Y casualmente se ha caído la etiqueta. Pero oye, que te la dejan al lado con un corte perfecto de tijeras. Aunque todo sea dicho, hay quien al menos limpia la ropa después de irse de botellón. 

3. “Esto es una tara”

Recuerdo a una señora que me trajo un jersey de 2018 porque “le había salido un agujero en la sisa”. Cuando vi esos cercos de sudor de 3-4 años lo que no entendí es cómo se me caía la cara de vergüenza a mí en lugar de a ella. 

Entendemos que hay prendas que vienen defectuosas de fábrica y lo primero que se hace es notificarlo. Pero, querido cliente, notamos muy bien cuándo a una prenda se le ha dado un mal uso y cuando es defecto propio. 

Lo que me lleva al siguiente tipo de cliente.

4. “No me des otra talla porque la mía es la S”

Hay algo que caracteriza a cada marca y eso son sus patrones. ¿Nunca habéis visto que en una marca lleváis una talla pero si os vais a otra tenéis otra distinta? Nosotras como dependientas sabemos lo que tenemos en tienda – para algo nos pasamos 6 meses viendo la misma ropa de cada temporada. En fin, luego pasa lo que pasa. 

Pues siempre estará esa persona, que se niega a pensar en ello y que “tener” una talla más es un mundo. Esto es lo que me ocurrió con una señora que venía a devolver un abrigo de la talla 36 porque “es que mi talla es la 34”. Le explico amablemente que esa talla le quedaba bien, que cada cosa tenía su patrón y en concreto esa pieza tallaba pequeño. 

“¿A quién vas a llamar gorda? ¡Desgraciada!” 

Acto seguido, le dejo la talla, pero yo ya veo que el final no va a ser agradable. Se la prueba. No le cabe. Coge aire. Saca pecho. Y se lo cierra. Yo sólo pensaba en que como se metiera un jersey debajo, luego no salía del abrigo. Pues finalmente se da cuenta de que no le vale. Pero en lugar de ser una persona educada y correcta, se dedica a tirarlo todo por la tienda gritando que era una sinvergüenza. 

A ver, os lo explico desde ya: los dependientes no hacemos la ropa. 

5. “Quiero ver a tu jefe”

Yo entiendo que hay algunas personas a las que los argumentos sólidos les cabrean y tienden a ir a quejarse a un superior. Esto, que suele pasar sobre todo en niños de 5 años, también ocurre en otras edades 

Hablo de esa gente que nace indignada y que por más que les digas que el cielo es azul, van a seguir diciendo que es amarillo fosforescente. ¿Os pensáis que nosotros no queremos llamar al encargado/encargada cada vez que viene algo así? ¡Pues claro que sí! A fin de cuentas son los que tienen la potestad y mejor eso que ser ninguneada por una persona cualquiera. 

En definitiva…

Hay muchas cosas que tenemos que aguantar las dependientas y, si quieres conocer más, no te pierdas la siguiente entrega ¡porque tiene un virus de por medio! 

5 personajes de series cuyo estilo es pura inspiración

Hoy vengo a hablaros de vestuarios de series, de esas protagonistas cuyo estilo es un rasgo más de su carácter y con looks fashion forward.


Cuando hablamos de vestuarios de series, se te vienen a la cabeza  Eric Daman  y Patricia Field aunque tú no lo sepas. Ellos son la creatividad  detrás de los looks de  (mi amadísima) Blair  y Carrie  respectivamente. Pero después de la controversia que ha generado el último trabajo de la estilista ¿por qué no sacar algo nuevo a la palestra?

¡No olvides puntuarlos con las estrellitas!

Katherine de The Duchess – vestida por Michelle May

Me he terminado la temporada en 3 días y no sé que ha pasado. Sin embargo me acuerdo de los pantalones celestes con plumas en el bajo y del kimono de lentejuelas -culpables de este post- del primer episodio cómo del día que mi crush me llamó guay.
No son looks aptos para tímidas, pero la moda existe para divertirnos. Brillo, color, exuberancia…cada pieza de este vestuario es única y especial.

Puntuación: 1 de 5.

Jessa de Girls – vestida por Jenn Rogien

Según Jenn, el vestuario de Girls tenía que ser acorde al presupuesto de las protagonistas y que en él abundaban prendas vintage y low cost, que, como cualquier chica, repiten.  He de decir que he sufrido mucho por no poner a Shosh, pero quería poner variedad de estilos. Si lo tuyo es hacer macramé, beber kombucha e ir al Coachella, honey, Jessa es tu musa:

Puntuación: 1 de 5.

Ojo a su melenaza rubia en recogidos con trenzas.
AMOR A PRIMERA VISTA

Sofie de Love & Anarchy vestida por Denise Östholm

De esta serie hablamos mucho cuando @sinadiaz preguntó por nuestras series fav de 2020 y es que Love & Anarchy esconde mucho más de lo que su título te haría pensar.
 ¿Por qué Sofie? Porque es la prueba fehaciente de que con confianza todo sienta mejor.
Ella es una escandinava del siglo XXI. Le importa su aspecto y podemos verla con espectaculares looks de noche. Pero en su día a día va cómoda y calentita, siempre con una dosis extra de actitud.

Puntuación: 1 de 5.


McAfee de The Politician – vestida por Claire Parkinson

Esta serie es de obligado visionado si os gusta la moda, es pura estética.  Se ha escrito mucho del vestuario de Gwyneth Paltrow (de Lou Eyrich) y no es de extrañar, pero si miramos más allá, todos los personajes tienen unos looks sobresaliente. Aquí como en Girls, estaba entre varios personajes – echadle un ojo a Astrid – pero McAfee lleva pantalón y blazer episodio tras episodio sin verse repetitiva. Esa capacidad infinita de reinventar el traje la hace merecedora de estar en este podio.

Puntuación: 1 de 5.

Camille de Emily in Paris vestida por Patricia Field

OK, sé que he dicho que íbamos a por sangre nueva pero el vestuario de Camille compensa el fiasco de Emily. Camille es la parisina que Caroline de Maigret describió. Al igual que el de Sofie, es un vesturio algo básico pero con elementos que lo sacan de lo anodino. ¡Pura inspiración para tu día a día!¿Cazadora vaquera? CROP ¿botas? CON COLOR ¿top negro? ASIMETRICO.

Puntuación: 1 de 5.

¿Os han gustado? ¿Quién os inspira?
Estoy deseando leeros.

Tendencias posguerra y lo que la historia nos está contando

Casi un año ha pasado desde que la pandemia del coronavirus estalló en nuestro país así como en el resto del globo. En sus inicios, los epidemiólogos nos pedían que no saliéramos de nuestras casas ya que las calles eran un “campo de batalla”. En muchos sentidos, la pandemia del coronavirus podría considerarse como la III Guerra Mundial. Pero ¿qué hay después de la guerra?

Existen tres hitos históricos, uno de ellos propio de nuestro país, que nos sirven para entender qué pasará con la moda la próxima temporada. Estos son: la I y II Guerras Mundiales y la época franquista. Concretamente, el final de las mismas trajo consigo la revolución de la juventud y la alegría para muchos, pero acompañada de sombras para otros. Aquellos que vivieron la guerra de cerca y no fueron capaces de superarlo. 

Con el comienzo del año hay un dato que siempre sale a la luz y que explica visible y claramente lo que vengo a decir. ¿No lo pillas todavía? En ese caso ¿te suena el nombre de Leatrice Eiseman? O mejor dicho ¿el de Pantone y su famoso Color of the Year

Para los que seguimos la moda de cerca y para los frikis entusiasta de su historia, el anuncio de los tonos Ultimate Gray + Illuminating no supone gran sorpresa. Más que ello, suponen una afirmación de una esperada posguerra. 

Nada de medias tintas

El mundo cinematográfico siempre nos da muchas perlas en lo referente al vestuario. Y, si hay una película que todos vosotros conocéis donde esto esté bien representado es en Los Juegos del hambre.

Los juegos del hambre

Por un lado tenemos a aquellos que no forman parte del juego de la guerra. Visten con colores llamativos y casi podría decirse que su lema es “más es mejor”. Por otro lado, tenemos a la gente de los distritos, que visten de forma simple, en tonos nude, blancos y azules, cortes más sencillos y con estilos totalmente naturales. 

Esto es algo que he podido ver a la perfección en el desfile de Valentino SS21. Atento al vídeo porque el director creativo de la maison, Pierpaolo Piccoli, no sólo nos ofrece esta tendencia. Es más, en mi humilde opinión ha sido quien mejor ha reflejado las (casi) todas tendencias de posguerra que vas a ver aquí. 

Pérdida de la figura femenina

De la Garçonne a las flappers. Durante la guerra fueron las mujeres las que tuvieron que tomar las riendas de los negocios. A lo que le sumamos el hito histórico conseguido en 1918, cuando la mujer británica consiguió el derecho a voto. ¿Qué tenemos a cambio? Una mujer fuerte, dispuesta a luchar por su libertad y sus derechos. Pero ¿cómo se refleja esto en la moda? (Ojo, estamos hablando de hace 80 años). 

Por un lado tenemos la corriente Europea de las Garçonnes, descrita por el escritor Victor Margueritte. Este personaje fue el símbolo del amor libre y del disfrute de lo prohibido. La cual se caracterizaba por su pelo corto y el uso de traje con corbata. Ésta última, está cogiendo gran relevancia especialmente en el mercado asiático, donde el accesorio se está convirtiendo en uno de los elementos fundamentales. 

Por el otro, desde América llegaron las flappers, quienes también buscaban romper la barrera entre lo masculino y lo femenino. Sólo una cosa las diferenciaba: el rebasar el límite de lo moral. Recomendación personal: si queréis saber dónde podéis ver bien representado este estilo, ved Peaky Blinders. En especial, las primeras temporadas. (Ay, ¿a quién no le gustaría ser tía Polly?).

Peaky Blinders

¿Cómo traducimos esto a los nuevos años 20? 

Son tres las tendencias clave que nos encontraremos durante esta temporada. Como ya venimos adelantando, el corte a lo bob vuelve a ser tendencia. Y si no, que se lo digan a la Jedet, que ha protagonizado uno de los cambios más sonados en nuestro país.

En cuanto a vestimenta podemos ver la pérdida de la figura femenina. Por un lado, con chalecos oversize, vestidos sin apenas forma y algunos que otros escotes en V. Aquí os enseñamos algunos ejemplos.

Finalmente, hay un par de imágenes que han dado la vuelta al mundo y que hace más que evidente la fuerza y el poder que puede transmitir una mujer en unos pantalones de sastre y abrigo a juego. 

Más preppy que Blair Waldorf

“¡PREPPY! ¡SE LLAMA ESTILO PREPPY!”. Casi me atraganto cuando veo a las estilistas de Stradishoppers presentar a través de tres vídeos algunas de las piezas claves de este estilo. Ojo, me parece una herramienta muy buena, pero por favor, si no sabes hablar con propiedad, hay una cosa maravillosa llamada: do-cu-men-ta-ción. Como ya digo, la tendencia está muy bien cogida y os invito a que los veáis. Pero quitadle el volumen, por Dior. 

Un poquito de contexto: El estilo preppy se convirtió en tendencia mundial en los años 50. Es originario de EEUU y su nombre hace alusión a las “Preparatory Schools” de los Estados Unidos. ¿Empezáis a ver por dónde van los tiros? Antes de ingresar en las universidades más prestigiosas, conocidas como la Ivy League, los jóvenes de la clase alta acudían a estas escuelas. Sin embargo, querían romper con el estilo clásico del uniforme y les dieron un toque más divertido y atrevido. 

Desde pequeños hemos visto este estilo en numerosas ocasiones: en RBD, Rebelde Way, ahora en Élite… Sin embargo, jamás encontraremos a un personaje que represente taaan a la perfección este estilo como la mismísima Blair Waldorf de Gossip Girl. 

El resurgir del Studio 54

Imagínate estar a punto de salir a una discoteca y decidir que el mejor complemento para llevar es un caballo. Y es que todo valía en la discoteca neoyorkina a finales de los 70. Porque, en serio, después de ver a un hombre búfalo en el Capitolio, ¿cómo pensáis que será la entrada de la primera persona en una discoteca pasado el COVID? 

Como ya os adelantaba antes, Valentino ha querido mostrar esta tendencia. ¿Dónde? Jo, pues como para no verlo: botas de gogó que ni las Bratz, maquillaje de cara cual burbuja de Freixenet, lentejuelas, oro, plata y neón. 

¿Y vosotras? ¿Qué tendencia es la que más os gusta y cuál creéis que vais a llevar más?

Romanticismo

El romanticismo que netflix nos devolvió

Poco a poco hemos comprobado cómo la plataforma de streaming ha saltado de nuestras pantallas para incorporarse a otros ámbitos de nuestra vida. Pero no fue hasta la serie Gambito de dama que se mostraron unos resultados tan tangibles. Este mes tenemos un nuevo fenómeno. Así es, los Bridgerton y su romanticismo también entrarán a formar parte de los casos de éxito de influencia de Netflix.

La serie se centra en las vidas de distintas familias, usando como centro a los Bridgerton. Concretamente en Daphne, una de las hijas que se prepara para su gran debut. Para quien no lo sepa, esto de debutar viene siendo como presentar una vaca en el mercado a ver cuál es mejor. Por suerte estas prácticas no se siguen llevando a cabo pero claro, en ese momento era muy importante ya que te servía para encontrar marido. Sin embargo, en medio de todo esto tenemos a la misteriosa Lady Whistledown. Una columnista anónima dedicada a contar los secretos de la alta sociedad.

Vamos, que viene siendo una mezcla de Orgullo y Prejuicio con Gossip Girl. Lo siento por el reboot. xoxo

Pero lo importante aquí es lo siguiente: ¿cómo va a afectar al mundo de la moda esta serie? Aquí os dejo con algunas tendencias a las que prestar atención.

“Que sean 5 camisones”

No, no me he vuelto loca. Ni te voy a recomendar un camisón ni un guatiné. Pero sí que te recomiendo que te fijes bien cómo eran este tipo de prendas en ese momento. En breves palabras: blanco, holgado, y con toques románticos. Algunos más bonitos que otros, pero fíjate bien porque lo verás en todas partes. Te dejo con una selección de mis favoritos:

Estilo neo-victoriano

Cuando hablamos de estilo victoriano automáticamente pensamos en un estilo clásico, cubierto, con volumen, incluso algo recargado. El neo-victoriano lo que hace es adaptar este estilo a los tiempos que vivimos. Algunos como el diseñador Alexander McQueen ya apuestan incluso por el corsé para la nueva temporada primavera-verano 2021.

Accesorios para el pelo

¿No te han entrado más de una vez unas ganas tremendas de arreglarte el pelo? ¿De hacerte recogidos o simplemente de lucir algún accesorio? En realidad la serie no hace más que potenciar las ganas de sacarle partido a nuestro cabello. Lo que ya era una respuesta natural a la época que estamos viviendo ahora encuentra una materialización con los Bridgerton. Porque sí. Seamos sinceras. Entre las mascarillas, las videollamadas y el trabajo a distancia debemos reconocer que es de esas pocas partes a las que mayor partido podemos sacar. Aprovecha las rebajas para poder hacerte con algunos de estos accesorios.