Las verdaderas influencers del s.XXI

Cuando hablamos del término «influencer» hoy en día a nuestra mente nos viene la idea de que se tratan de personas que viven de las redes sociales. Pero seamos sinceras ¿de veras todas esas influs a las que sigues tienen efecto en ti? Aquí te dejo una lista de las verdaderas influencers de este siglo. Mujeres capaces no solo de conseguir que tú cambies aspectos de tu vida, sino toda la sociedad.

A día de hoy está claro que todas, todos y todes conocemos a Dulceida, Chiara Ferragni o a las hermanas Pombo. Pero ¿realmente su poder ha traspasado las fronteras del tiempo y del espacio? Aquí te dejo mi top 5 de las verdaderas influencers del siglo XXI. Y es que, aunque no queramos reconocerlo, estas personas han creado un imperio con todas las de la ley.

Paris Hilton

Te podrá gustar más o menos su personaje, pero Paris Hilton es el mayor referente en el que podemos pensar cuando hablamos de los 2000s. Incluso si en muchas ocasiones fue catalogada como la «peor vestida». ¿Qué famosa no ha pasado por eso? Desde el momento en el que surgió este personaje su vida ha estado rodeada de polémica. Porque sí, ha influido también de manera negativa: drogas, anorexia, sex tapes… Sin embargo, muchas quisimos ser la Paris Hilton BFF por una temporada. Su estilo de vida yendo a fiestas, rodeándose de todas las famosas del momento, sus chihuahuas, la purpurina. Ay dios la purpurina. Por golpe y sorpresa todas teníamos algo de su marca, todas hemos llevado pantalones de tiro bajo (con su respectivo tanga asomando), y todas hemos querido tener el teléfono lleno de pegatinas de diamantes.

Por otro lado, Paris ha resurgido de sus cenizas y ha vuelto a atraer todas las miradas. Los 2020s vuelven a ser su año. Ahora es imagen de estilo, sofisticación y perfección, firmando campañas con Lanvin o Valentino. Por no mencionar que gracias a su nuevo documental, algo más real que todo lo que nos ha enseñado hasta ahora, ha dado mayor visibilidad a los casos de abuso en la escuela Provo Canyon. Convirtiéndose en una de las celebridades más activas en la lucha contra el abuso infantil.

Kim Kardashian

Una de las grandes amigas de Paris Hilton no podía saltar a la fama sin que la polémica rodeara su vida. Eso está claro. Pero gracias a que en su momento (decidieran sacar o) saliera a la luz su sex tape, las familia Kardashian se posicionó de manera global. Pero ¿por qué Kim Kardashian está en esta lista? Pues sí, por lo que ha sido famosa todo este tiempo: por su culo. En realidad, por su cuerpo en general. Kim ayudó a cambiar el canon de belleza impuesto durante varias décadas: empezando por Kate Moss y seguido por su BFF. Y es que de repente, una persona bajita, morena y con curvas (en ese momento eran algo menores) llegó para decir que nos fijáramos en su culo. En el mejor sentido de la expresión, claramente dicho. Y así lo hemos hecho.

*Sina enseña, Sina entretiene:
La realidad es que hasta ese momento, las operaciones de pecho ocupaban el top 1 de las intervenciones estéticas de EEUU. Llegando a crecer un 39% desde la década de Pam Anderson. A partir de la popularidad de Kim Kardashian, los tratamientos estéticos empezaron a dirigirse a los glúteos. Las mujeres empezaron a optar por un tamaño de senos más natural, lo que en muchas ocasiones acabó en una reducción o incluso extirpación de implantes.

Ashley Graham

Creo que no tengo nada más que decir aparte de su nombre. Solo los pandemials tienen permitido no conocer a esta mujer.

Ashley Graham abanderó el lema «Soy fuerte, soy preciosa, soy talla sexy». Vino a demostrarle al mundo que ser sexy es un estado mental y que tenemos mucho más que enseñar que ocultar. Como ya sabéis que yo no soy partícipe de estas etiquetas. Pero también hay que reconocer que estas etiquetas ayudaron a posicionar a la modelo. Y que, quizá, de no haber sido por ellas, no hubiéramos llegado a conocerla. #ElPoderDelHashtag.

Cara Delevingne

Cejas, cejas y cejas. No conozco a nadie de mi alrededor cuyas cejas no pasaran en su adolescencia por el terror de las pinzas. Esas líneas de pelo finísimas y los gritos de nuestras madres diciéndonos «como sigas así te vas a quedar sin cejas». Lo que para Cara Delevingne supuso un motivo de bullying en su infancia-adolescencia, acabó por convertirse en un hito en la historia de la belleza (del s. XXI). De repente todas queríamos tener unas cejas como las suyas. No solo nos las dejábamos crecer sino que, por favor, ¿hay alguien en esta sala que no haya usado en algún momento algún producto para las cejas? ¡Por no hablar del microblanding! Sin lugar a dudas, la modelo debería aparecer como icono en todos los libros de historia de la moda.

Puesto compartido para Lady Gaga y Rihanna

Pensaba que a estas alturas del artículo me quedaría con alguna de las dos. Pero me es imposible. Por un lado tenemos a Lady Gaga, quien fue la artista con la que todo freak o como quieras llamarlo nos sentimos representados. De repente ser raro molaba. Tener un estilo diferente estaba bien. Y, bueno, para los que hemos sido bichos raros toda nuestra vida, nos ayudó a sentirnos mejor con nosotros mismos porque, queridos míos «I was born this way». Ay pobrecitos de aquellos que le hicieron bullying, no sabían que estaban metiéndose con una de las grandes artistas a nivel global. #Karma

Por otro lado, mientras que Lady Gaga supone un «sé tú mismo, de principio a fin», Rihanna para mí supone un «deja de intentar contentar a todo el mundo porque tú eres la única que debe contentarse a sí misma». Más o menos. No podemos negar que RiRi ha sido durante muchos años un producto. Sin embargo, en un punto de su carrera rompió con todo esto y decidió convertirse en la empresaria que es ahora. Línea de ropa íntima, desfiles (aunque cancelados) que competían en realidad con el famoso VSFS, maquillaje, contratos con firmas reconocidas, modelo, actriz y, por supuesto, cantante. ¿Es que hay algo con lo que no pueda?

¿Y tú? ¿Cuál de estas «influencers» ha aportado más en tu día a día?

El divorcio de kim y kanye ya es una realidad

Si en el 2020 nos sorprendían con el fin de KUWTK. El 2021 no va a ser diferente. A dos meses de comenzar el año estamos siendo testigos del fin de una de las parejas más famosas de nuestro tiempo: la formada por Kim Kardashian y Kanye West.

La pareja se conoció en 2003, a través de una amiga en común. En este momento comenzó la historia de amor entre Kim y Kanye, digna de una comedia romántica. Parecía que iban a estar condenados a ser eternamente amigos, ya que cuando ella estaba en una relación el estaba soltero y viceversa. Cuando Kim se comprometió con Kris Humphries, Kanye se planteó impedir esa boda a toda costa.

Con la separación de Kim y Kris, a principios de 2012, llegó la oportunidad de comenzar una relación y el rapero puso toda la carne en el asador, llevando a la celebrity a París para ayudarla a olvidar a su ex: y vaya si lo olvidó. Antes de terminar el año se anunciaba el embarazo de su primera hija, North West

Kim Kardashian, Kanye y North West

En 2013, coincidiendo con el cumpleaños de Kim, el rapero le pide matrimonio en el estadio AT&T Park de San Francisco. Consiguió que fuera una sorpresa tanto para ella como para sus familiares y amigos que, mientras permanecían escondidos en los banquillos del estadio, presenciaron como un cuarteto de cuerda tocaba y en la pantalla podían leer: “PLEEASE MARRY MEEE!!!”

Si la pedida de mano no dejó a nadie indiferente, la boda no podía ser menos. Hicieron creer a todos sus invitados que la boda sería en París, pero allí solo se produjo la fiesta previa al enlace. El Salón de los Espejos fue el lugar elegido y contaron con la actuación principal de Lana del Rey. Tras esta movieron a sus 600 invitados hasta Florencia, donde se produjo el enlace. Pudimos ser testigos gracias a KUWTK de los preparativos y las horas previas al enlace, pero este lo prefirieron mantener en privado. 

Kanye nunca ha sido muy fan de aparecer en el programa de Kim, sus intervenciones son muy reducidas. Estas se resumen en proyectos personales del cantante y algunos momento importantes en su matrimonio. Pero sí hemos podido presenciar en numerosas ocasiones como Kim tenía que lidiar con los problemas de su marido.

Kim Kardashian y Kris Jenner

Es curioso que apareciera tras el asalto que Kim sufrió en su apartamento de París, y que le dejó un fuerte stress post-traumático, pero semanas después desapareciera. Teniendo que superar ella este trauma sin el apoyo de su marido. Al tiempo supimos por él mismo, que fue para ingresar en una unidad psiquiátrica a causa del trastorno de bipolaridad que sufre y cuya medicación ha dejado de tomar hace tiempo. 

Tras 6 años de matrimonio, cuatro hijos y varios rumores de crisis. A principios de 2020 los seguidores de Kim empezaban a sospechar que algo pasaba entre la pareja. Un cambio en sus publicaciones de Instagram es el motivo de estas sospechas. La influencer empezaba a subir fotos más sugerentes, algo que le prometió a Kanye que no haría, debido a la inseguridad que le generaba a su marido. 

Kanye llevaba varios meses viviendo en su rancho de Wyoming y fue allí donde dio comienzo a su carrera para ser presidente de los EE.UU. En su primer mitin contó que le pidió a Kim que abortara a su hija mayor. Tras esto publicó unos tweets en los que declaraba que su mujer estaba viajando a Wyoming para encerrarlo, y acusaba a Kris Jenner de ser la culpable, comparándola con Kim Jong-un (tweets que ya están borrados). 

Kris Jenner

Todo esto provocó que Kim Kardashian y Kanye West protagonizarán una discusión a las puertas de un establecimiento de comida rápida, donde pudimos verla muy afectada. 

Kim Kardashian y Kanye West en Wyoming

Después de varias publicaciones que confirmaban los rumores de divorcio, apareció información sobre una supuesta infidelidad de Kanye con el maquillador y youtuber Jeffree Star. En este momento las redes sociales y sobre todo twitter explotaron con la noticia de la supuesta infidelidad. Y el maquillador no perdió la oportunidad de ponerle un poco de humor a la noticia. 

Días después Jeffree dedicó un video completo a desmentir los rumores de su relación con Kanye y explicar los motivos por los que se mudó a Wyoming. El resto de implicados no se han pronunciado respecto al tema, así que tendremos que esperar a ver si con el tiempo podemos confirmar o desmentir esta historia. 

Lo seguro es que la historia de la que parecía una de las parejas más consolidadas de la Jet-Set americana llega a su fin. Kim Kardashian ya ha contratado los servicios de la famosa abogada de divorcios, Laura Wasser. Una separación que no será fácil ya que, West posee un patrimonio mayor pero la Kardashian tiene una mayor liquidez. Además la pareja tiene varias propiedades en común, como la mansión en Calabasas. En este caso Kim es la propietaria de la casa, pero Kanye lo es del terreno.