Limpieza facial y tratamiento Oxigenante

El “maskné” ha sido una realidad desde que la mascarillas se ha convertido en nuestro inevitable complemento. Los productos antiacné o purificares son, para algunas, nuestros mejores aliados en estos momentos, pero estos no son la única solución.

Os explico mi caso, yo tengo una piel mixta, la zona T es más grasa y el resto más seca. Desde que comenzamos a usar las mascarillas empecé a sufrir acné por toda la barbilla, aunque en mi opinión fue un cúmulo de situaciones y no solo el uso de la mascarilla. 

No dejaba de irse un grano cuando ya me salía otro, de esos internos que tardan en irse y duelen una barbaridad. Por mi tipo de piel además los granitos no se iban y ya está, sino que dejaban un recuerdo en forma de mancha, tengo que decir a mi favor que yo no me toco los granos, como vienen dejo que se vayan. Empecé a usar varios productos para el acné: limpiadores purificantes, tónicos, cremas hidratantes, niacimida + zinc, ácidos, mascarillas… y la verdad es que no veía un gran cambio. 

Después de todo esto decidí ponerme en manos de profesionales para someterme a un tratamiento que mejorara mi acné, recordad siempre acudir con gente experta que os recomienden el mejor tratamiento para vuestro tipo de piel. Me aconsejaron una limpieza facial junto con tratamiento oxigenan así que allí fue a que me mimaran durante 90 minutos. 

Primero me hicieron un diagnostico facial, (nivel de hidratación, si tenía manchas de sol o algún grano interno, sensibilidad de la piel), esto está genial para conocer tu tipo de piel en profundidad y poder aconsejarte el mejor tipo de limpieza. Seguidamente me hicieron una limpieza facial con punta de diamante para eliminar puntos negros, piel muerta y dejar la piel preparada para el siguiente tratamiento, además ayuda con los poros dilatados y marcas de acné, como es mi caso. 

Tras dejar la piel bien limpia y lista para el siguiente tratamiento, que iba a ser el momento real de relajación porque para ser sincera el momento vapor y extraer los puntos negros no es lo más relajante del mundo. El tratamiento de oxigenante consiste en una mascarilla que te ponen en la cara y el cuello. Contribuye a tener una piel más uniforme, aumento de colágeno, reducción de los poros… La verdad es que no se cuanto tiempo estuve con la mascarilla porque fue un momento tan relajante que creo que hasta me dormí. Al retirar la mascarilla te realizan un masaje facial para que el resto del producto se absorbiera bien. 

Cuando acabó el tratamiento completo, la verdad es que salí con la piel mucho más hidratada, suave y con un aspecto más saludable. También note que en mi rutina facial diaria los productos empezaban a funcionar más después de la limpieza y la oxigenación. Comencé a usar una crema hidratante de oxigenante que por mi tipo de piel me ha ayudado mucho a reducir la aparición de granos, además de con el aspecto de los poros, que se ven menos dilatados. 

Esta crema de la marca “Ziaja” es la que yo he comenzado a utilizar.
Buena, eficaz y barata

En vuestro caso, ¿también habéis sufrido de acné por culpa de la mascarilla?. ¿Cuál es vuestra rutina o truco para mantenerlo a raya? Os leemos.

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s