Dietland

Dietland. ¿Amor? ¿Odio?

Tras ver la serie, me he dedicado a buscar alguna reseña que explicase lo que me ha hecho sentir al acabarla. Sin embargo, lo único que he encontrado en los medios sobre Dietland es: “o la amas, o la odias”.

Hace unas semanas, mientras hacía scroll en instagram, empezó a salirme un anuncio de la serie Dietland, de Amazon Prime Video. En dicha publicidad, que no debe durar más de 15 segundos, aparecía la actriz Bethany Kay en mitad de un grupo de apoyo. Disgustada, les dejaba un mensaje claro a todos los presentes:

“Yo me siento bien conmigo misma. Me amo. A la mierda esta chorrada. Estoy aquí porque quiero perder peso porque tengo problemas de espalda. No porque odie mi cuerpo. Soy un unicornio. Una diosa”. 

Bueno, teniendo semejante nombre, ya os imaginareis que estamos hablando de gente con sobrepeso. La cuestión es la siguiente: ese anuncio me había creado unas expectativas muy altas. Tras leer varias reseñas, lo único que leía eran cosas como “o la amas, o la odias”. “Una crítica a la idea del canon de belleza”, que sí, pero no van por ahí los tiros. También he leído que es una “comedia”. ¿Come-qué? Estas cosas me hacen preguntarme si realmente la habrán visto. 

En definitiva, sí se puede decir que la serie, basada en el libro homónimo de Sarai Walker, no deja indiferente.

[ Alerta spoiler ]

En realidad la serie es de 2018, así que es posible que más de una/o ya la haya visto. Sin embargo, prefiero avisar antes de que se me califique de nada malo. Al menos por esto, ya que es posible que me meta en terreno farragoso.

La serie se considera como una oda al feminismo, sin embargo, hay muchos tipos de feminismos los que podemos ver aquí. Seguramente no se califiquen de la misma manera que lo haga yo y, espero no herir a nadie, pero ante todo muestro una opinión.

El “feminismo” por interés

Durante la primera parte de la serie vemos cómo Plum Kettle, nuestra protagonista, desarrolla su día a día. Plum es una chica con sobrepeso que quiere adelgazar lo suficiente para hacerse un bypass y convertirse en su alter ego “Alicia”. 

Trabaja para una cabecera de moda bastante vendida en EEUU. En concreto, digamos que  para una especie de influencer-directora de revista respondiendo a las cartas que le dedican. Kitty. (Imaginad abrir Vogue y encontraros la cara de Ann Wintour en primer plano, pues algo similar). 

Con la entrada de un factor externo que luego mencionaremos, la estrategia de la revista se ve obligada a cambiar. Algo que Plum agradece, pero que Kitty sólo lo hace por mero interés para la cabecera. 

El feminismo con matices de Casa Calíope

Desde mi punto de vista, es el más similar a mis ideales. Pero ¿qué puedes esperar de una serie de 10 capítulos en la que todavía vas por el 5? Pues al final, desde aquí se obra mal. Casi hubiera deseado que a partir de este punto la serie hubiera tomado otro rumbo. 

Casa Calíope es un lugar seguro al que las personas que han sido víctimas de abusos (no todos son sexuales). En el caso de Plum, le hacen someterse a una terapia con la que finalmente acaba por aceptarse a sí misma. Hasta ahí, todo bien. Pero tras eso, Plum, que encuentra su hueco como escritora, comenta en una entrevista lo que es casa Calíope. 

Muerte y destrucción, casi la lapidan. Le hacen sentir tan incómoda que decide irse de allí. Hay un momento en el que una de las integrantes del grupo se enfrenta a la “creadora” y ésta le viene a soltar que hay unas normas y, que si no te gustan, te largas. 

El feminismo radical: Jennifer

Aquí está el factor externo que os comentaba antes. Jennifer es una organización radical feminista. No sabría cómo calificarla, la verdad, si alguien me da ideas, lo aceptaré. La idea de esta organización no es mala: “es necesaria una revolución para derrocar el patriarcado”. Es más, se ve cómo al ir ganando notoriedad, la gente se alinea mucho con ellas. 

Pero de repente entra el factor miedo. Y es que la organización se encarga de matar hombres. Estos hombres son violadores, maltratadores, etc.  Mas ¿qué justifica la muerte de cualquier persona ¿Es mejor el verdugo que el condenado? En muchas circunstancias, Plum se plantea esto. Pero, ¿cómo creéis que acaba la serie)

He intentado hacer los menos spoilers posibles, ocurren muchísimas cosas más. Pero no puedo recomendaros la serie, simplemente porque todavía no sé si me ha gustado o no.

Publicado por

sinadiaz

Sina. Fashion & Music Communication Una de esas personas que decidieron ir a la capital "a ver si colaba"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s